sábado, 5 de noviembre de 2016

Game Over



Bienvenido, te estábamos esperando.
No hables, no es tu momento ansiado;
más bien, preferirías no haber llegado,
porque esto va a ser un completo caos.


¿Leíste los folletos de la entrada?
Incluyen las reglas de esta sala,
las normas de la vida,
lo que tú incumples cada día.


Dime, ¿acaso crees que tus delitos,
consiguen pasar desapercibidos?
No, cariño, nunca nos damos por vencidos
y todos los delitos son encontrados.


Así que ahora, que estamos aquí,
¿por qué no dejas por fin de mentir?


Sabemos que mentiste, 
que fallaste,
que no perdonaste ni diste oportunidades.
Que te creíste superior,
que miraste por encima del hombro
aún a personas a las que jurabas amor,


Sabemos, también, que no es fácil,
porque todos estuvieron en tu contra.
Pero da igual, esta no es la forma.
¿Acaso luchaste?
¿Pediste perdón?
Ni siquiera pensaste ser tú la culpable.


"Me tienen manía" decías cada día;
pero no te diste cuenta 
que no eres la víctima.


Maldita sea, ¿por qué lloras ahora?
Odio cuando lloran llegados a este punto;
porque esto es un game over, ¿no lo entiendes?
Ya estás muerta, tu vida se acabó,
¿de qué sirve que ahora te arrepientas?


Tuviste tu tiempo para darte cuenta 
y abrir los ojos, cambiar tu forma. 
No podemos perdonar a alguien
que llamó "maricón" a su amigo de siempre,
ni a alguien que creaba rumores falsos para sentirse bien.


Vaya, es el momento de recibir a otra persona,
suerte ahí abajo,
a partir de ahora te recordaremos como perdedora.

No hay comentarios:

Publicar un comentario